Novedades COVID

Se require cita para asistir a la reunión del domingo.
Por favor contacta con nosotros si deseas asistir.

El inicio

Dios crea al hombre

En el principio, Dios creó al ser humano para estar en comunión con Él. No había muerte ni maldad, y el hombre estaba en plena armonía con Dios.

“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.” (Génesis 1:27-28)

El problema

La desobediencia

El hombre quiso ser como Dios, y desobedeció sus mandamientos. La comunión con Dios se rompió, y se produjo una separación entre el Dios santo y el ser humano. Esto causó la entrada en el mundo del sufrimiento, la enfermedad, la muerte, el mal, y, en definitiva, del pecado.

“por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,” (Romanos 3:23)

La solución

Jesucristo

Pero Dios, por causa de su amor hacia la humanidad que había creado, envió a su Hijo Jesucristo para morir en lugar nuestro. Cristo llevó nuestros pecados y dio su vida en rescate por el género humano. Por medio de Él Dios abrió el camino para una nueva comunión con el hombre.

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Juan 3:16)

La decisión

Aceptar el evangelio

El sacrificio perfecto de Cristo alcanza a todo aquel que quiera aceptar su salvación. Es ahora cada persona la que libremente debe decidir aceptar este regalo y seguir a Jesús. Dios nos ofrece una vida nueva, caminando en todo momento al lado del Maestro.

“De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.” (Juan 5:24)

La Biblia nos enseña que Dios es amor, y que su mano está tendida hacia nosotros para ayudarnos y ofrecernos su salvación. Hoy tenemos la oportunidad de cambiar el rumbo de nuestras vidas y acercarnos al Creador.

Más sobre Jesús