Novedades COVID

Se require cita para asistir a la reunión del domingo.
Por favor contacta con nosotros si deseas asistir.

Tal y como enseña la Biblia, tenemos la costumbre de congregarnos en el nombre de Jesús. Durante la semana tenemos varias reuniones, y te invitamos cordialmente a que nos visites cuando lo desees.

Culto dominical

Cada domingo la cristiandad rememora la resurrección de Jesús. En esta reunión cantamos y alabamos a Dios, oramos y recibimos la predicación de la Palabra de Dios, la Biblia.

Día: Domingo
Hora: 11:00

Reunión de oración

La oración a Dios es la protagonista de esta reunión, unida a un tiempo de alabanza y de lectura de la Biblia. Buscamos bendecir a nuestro Padre celestial y recibir de su Espíritu.

Día: Martes
Hora: 19:00

Reunión de intercesión

Esta reunión está enfocada en pedir a Dios en oración por las necesidades específicas que tenemos. Le rogamos que bendiga a nuestros conocidos, a los necesitados, a los enfermos, a los que sufren…

Día: Jueves
Hora: 19:00

Reunión de Jóvenes

Los adolescentes y jóvenes se reunen semanalmente para alabar a Dios y recibir de su Palabra, en una reunión animada y dinámica. Si eres joven, no dudes en pasarte a disfrutar de una bendición muy especial.

Día: Sábado
Hora: 19:00

Iglesia perseguida

Una vez al mes tenemos esta reunión especial de oración, en la cual rogamos a Dios por los cristianos que sufren persecución religiosa alrededor del mundo. Puedes conocer más sobre este tema en la sección Cristianos Perseguidos.

Día: 2º jueves del mes
Hora: 19:00

Aparte de las reuniones semanales habituales, durante el año hay varios eventos en los que nos reunimos, juntamente con otras iglesias del Campo de Gibraltar, para motivos específicos.

  • Semana unida de oración: tiene lugar en Enero, organizada mundialmente por la Alianza Evangélica, con objeto de bendecir a nuestro país por medio de la oración.
  • Día mundial de Oración por la iglesia perseguida: tiene lugar en Octubre, organizada mundialmente por Puertas Abiertas (Open Doors), para clamar a Dios por los cristianos que sufren y mueren por causa de seguir a Cristo.