Novedades COVID

Se require cita para asistir a la reunión del domingo.
Por favor contacta con nosotros si deseas asistir.

Las cosas eternas

Son las cosas eternas
de estima y de gran valor;
hay que pensar en ellas
antes que nos llame Dios.
Porque cuenta hemos de darle
cuando Él a juicio nos llame,
y entonces nos diremos:
¡Señor, no hay quien nos salve!

Porque salvación tenemos,
señores, de lo más grande:
que Cristo nació en Belén
y en Jerusalén dio su sangre;
gota a gota, más preciosa
que el oro y que los diamantes;
para redimirte a ti,
para redimirme a mí,
tanto a chicos como a grandes.

Y una corona de gloria
tendremos ante su Padre,
pues con su sangre pagó
esa salvación tan grande.

Comentarios

Sin comentarios. Sé el primero en publicar un comentario.

Añadir comentario